Asma
E-mail

Asma

asma

El asma es la enfermedad crónica mas frecuente de la infancia. Aproximadamente el 10% de la población general tiene asma y en México se estima que un 6% de los niños sufren de asma.

Es una enfermedad respiratoria crónica que se caracteriza por inflamación y obstrucción reversible de los bronquios en forma recurrente. Esta inflamación genera secreciones bronquiales más espesas y abundantes (hipersecreción); hinchazón interna de los bronquios (edema) y contracción sostenida de los músculos que rodean los bronquios (broncoespasmo).

En el asma, los bronquios se encuentran inflamados y debido a ello son muy sensibles a determinados agentes ambientales. En las personas susceptibles, los ácaros del polvo, pólenes y pelo de gato, los virus respiratorios, el humo del tabaco, el ejercicio físico, ciertos medicamentos y algunas substancias químicas provoca la inflamación de las vías aéreas.
Los bronquios inflamados se vuelven más gruesos y son muy sensibles a los cambios ambientales, ante los que responden estrechándose, apareciendo entonces los síntomas y los ataques o crisis de asma. En este último caso, los síntomas se acentúan cada vez más y la respiración se hace difícil debido a que el gran estrechamiento de los bronquios limita la entrada y salida de aire a los pulmones.

Los síntomas mas frecuentes son:

1. Tos recurrente, de predominio nocturno y muy temprano en la mañana, en ocasiones también esta presente con el ejercicio.
2. Dificultad para respirar
3. Sibilancias o silbido del pecho
4. Opresión del pecho o sensación de ahogo

¿Que factores pueden desencadenar el asma?

1. Predisposición genética
2. Sexo
3. Alergia / atopia
4. Reflujo gastroesofagico
5. Tabaquismo: disminuye la maduración del sistema inmune pulmonar, produce bajo peso
6. Contaminación
7. Infecciones respiratorias
8. Obesidad

bronquio1bronquio2

Diagnostico

Los síntomas y la historia clínica del paciente son la clave en su diagnostico. La historia de tos frecuente, silbido de pecho, falta de aire u opresión de pecho, que se presentan o empeora en la noche o después de la exposición a un desencadenante nos hacen pensar en asma, sin embargo también son aquellos resfriados que se "van al pecho" o tardan más de 10 días en curarse.
No hay una prueba de laboratorio que por si sola diagnostique el asma, sin embargo existen pruebas de función pulmonar que ayudan a confirmar el asma y a excluir otras causas. Estas pruebas son la Espirometría y Flujometría, sin embargo estas pruebas requieren de un esfuerzo respiratorio importante para tener validez por lo que son recomendadas en niños mayores de 8 años. En los pacientes que se sospeche alergia debe realizarse unas pruebas cutáneas para identificar el agente causal.

Tratamiento

1. Educación del paciente y la familia
2. Control ambiental cuyo objetivo es minimizar la exposición al agente causal.
3. Uso de medicamentos. Enfocado a disminuir la inflamación y prevenir las crisis. Existen dos tipos de medicamentos: los controladores (antiinflamatorios) que previenen y disminuyen la inflamación de los bronquios, y los rescatadores (broncodilatadores) importantes en los casos de crisis aguda.
4. Inmunoterapia o vacunas de alergia. Es el tratamiento de elección de las enfermedades alérgicas. Consiste en inyectar periódicamente pequeñas cantidades de una dilución acuosa de la sustancia a la que el paciente se encuentra sensibilizado (sustancia a la que tiene alergia), para que en sucesivas sesiones deje de ser alérgico a ella, y pueda tolerarla de la misma manera que la toleran las personas no alérgicas.

 
Banner
¿Eres Alérgico?