Urticaria
E-mail

Urticaria

La urticaria crónica y el angioedema son un trastorno que ocurre regularmente durante más de 6 semanas. Este tiempo es suficiente para descartar las causas más conocidas de urticaria aguda, como las reacciones a los fármacos y las alergias alimentarias o por contacto. El angioedema, acompaña a la urticaria en cerca del 40% de los pacientes y cuando se presenta, afecta sobre todo los labios, la cara (particularmente zona periorbitaria), las manos, los pies, el pene y el escroto. En ocasiones, puede haber tumefacción de la lengua y faringe, casi siempre respetando la laringe. Otro 40% de los pacientes tienen solo urticaria y cerca del 20% tiene angioedema pero no urticaria.

La forma más común de urticaria es el dermografismo. Generalmente, es lineal, pero puede tener cualquier forma. En el dermografismo, las ronchas perduran 30 minutos a 2 horas, como sucede con otros tipos de urticaria inducida por medios físicos (frío, colinérgicos, sol). Por el contrario, las ronchas que se asocian con la urticaria crónica persisten entre 4 y 36 horas. Los pacientes con urticaria crónica también pueden tener dermografismo leve, pero las ronchas asociadas con dermografismo primario son mucho más graves.

La enfermedad de Hashimoto, es el único trastorno sistémico que se asocia claramente con la urticaria crónica y el angioedema. Con menor frecuencia se asocia con la enfermedad de Graves. El 27% de los pacientes con urticaria crónica tiene anticuerpos antitiroglobulina o antimicrosómico, y el 19% tiene la función tiroidea anormal. Esto puede evidenciar un proceso autoinmune subyacente. La urticaria crónica aparece como un trastorno autoinmune en gran parte de los pacientes.

Si bien se considera que la urticaria crónica es una manifestación de trastornos de ansiedad o alérgicos, o una reacción idiosincrásica a los alimentos, aditivos de alimentos o colorantes, hasta el momento no ha sido comprobado. Tampoco se han podido confirmar las sospechas sobre el Helicobacter pylori, siendo el mecanismo autoinmune el más aceptado hasta el momento, aunque el 60% de los casos sigue siendo idiopático, es decir de causa desconocida.

Diagnostico

Las pruebas diagnósticas son escasas. Ante la sospecha de un trastorno del tejido conectivo es útil la velocidad de eritrosedimentación, las pruebas para anticuerpos antinucleares y otras pruebas serológicas, seguidas por una biopsia de piel.

Tratamiento

1. Uso de medicamentos: los mas útiles siguen siendo los antihistamínicos de primera y segunda generacion, los antileucotrienos, y en algunos casos ciclos cortos de esteroides, entre otros.

 
 

Registro



Tienda en Lnea
Su carrito está vacío.

¿Eres Alérgico?